Uncategorized

Los juguetes ruidosos pueden provocar lesiones irreversibles en los oídos de los niño

La OMS asegura que 34 millones de niños en todo el mundo tienen problemas de audición

Evitar juguetes ruidosos puede prevenir hasta el 70%  de la pérdida auditiva en niños. No obstante, aunque la Unión Europea fija los límites máximos de sonido para el diseño de juguetes seguros, algunos alcanzan los 85 decibelios (dB), una cifra que provoca un riesgo en la audición de los más pequeños. Así, los padres desconocen que estos juguetes ruidosos pueden provocar lesiones en los oídos de sus hijos, causando así daños irreversibles. De hecho, la OMS señala que aproximadamente 34 millones de niños sufren problemas de audición. 

Evitar juguetes ruidosos

Antes de comprar cualquier objeto, hay que revisar los productos y leer las instrucciones para asegurar que los ruidos que emiten son inferiores a 80 decibelios. Es decir, que cumplan con la normativa de la UE. 

Además, en las tiendas, muchas veces ofrecen dispositivos denominados “sonómetros” que calculan la intensidad del ruido del producto. Para calcularlo en casa, hay diferentes aplicaciones de móvil y programas de ordenador, muy fáciles de usar.

Desde AUDIOACTIVA se recomienda que el tiempo de exposición sea menor a 7 horas en caso de que el juguete supere los 80 decibelios.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *